Liga | El FC Barcelona asalta Balaídos

El FC Barcelona se lleva los tres puntos de su visita a Vigo en un partido que se le puso de cara a los once minutos con el tanto de Ansu Fati pero se complicó tras la expulsión de Lenglet al filo del descanso.

El FC Barcelona ya tiene dorsales
El FC Barcelona ya tiene dorsales ©Maxppp

Nueva oportunidad para ver al nuevo FC Barcelona de Ronald Koeman. Después de la solvente victoriad de la primera jornada ante el Villarreal sobre el césped del Camp Nou, la escuadra de la ciudad condal rendía hoy visita a un Celta de Vigo que durante las últimas temporadas se ha convertido en un rival notable al que ha sido complicado derrotar.

Sigue después de este anuncio

Pese a que los cambios en el once no son demasiados si tenemos en cuenta lo que vimos durante el pasado curso, algo ha cambiado en el conjunto de la ciudad condal. El juego fluye con más rapidez, la presión es más briosa y se ven muchas más ganas que las que observamos durante la segunda mitad del pasado curso a las órdenes de Quique Setién.

Ansu Fati, clave

Pese a que Lionel Messi todavía no ha alcanzado su mejor nivel y parece que continúa con su melancolía, la energía en el equipo es otra. Y si hay un hombre que destaca en este FC Barcelona de Ronald Koeman, ese es Ansu Fati. El prometedor talento criado en La Masía sigue en estado de dulce y, después de sumar un doblete ante el Villarreal hace apenas unos días ha sido hoy el encargado de abrir el marcador con un disparo en el que ha dejado bien a las claras tanto su voracidad de cara a puerta como su habilidad y puntería.

Así, a los apenas once minutos los visitantes ya habían hecho lo más difícil. Pese a las embestidas gallegas el FC Barcelona tenía un plácido control del juego y también atacaba con peligro. Sin embargo, cuando las cosas parecían más tranquilos, los de Ronald Koeman se quedaron con diez. El motivo es la expulsión de Clement Lenglet en el minuto 42. Esta situación obligaba al técnico holandés a reestructurar el equipo y dar salida a Antoine Griezmann para que Araújo compareciera sobre el terreno de juego.

Y cuando parecía que iba a vivir una segunda mitad complicada, apareció Lionel Messi. El argentino apareció cuando apenas habían transcurrido seis minutos tras la reanudación para protagonizar una buena juega que culminó con un disparo que Olaza terminó alojando en su propia portería (0-2). El tanto dejaba noqueado a un Celta de Vigo que pese a que dio un paso al frente no pudo marcar el tanto que le hubiera abierto la puerta a la posibilidad de remontar. De hecho, fue Sergi Roberto el que el minuto 94 hacía todavía más amplia la diferencia entre ambas escuadras y situaba el 0-3 en el marcador.

Más información

Comentarios