Una vez que Dario Benedetto va a poner rumbo a la Ligue 1, en concreto al Olympique de Marsella, Boca Juniors podría estar pensando en su recambio. André-Pierre Gignac, delantero que milita en las filas de Tigres, sería un candidato más que interesante para ocupar el hueco que va a dejar libre el argentino, de 29 años de edad.

Cabe recordar que Gignac, de 33 años, es un verdadero ídolo en México. Con Tigres ha sido capaz de materializar 104 dianas en los 187 encuentros que ha disputado, por lo que es evidente que tiene olfato goleador. También hay que destacar que participó en la Eurocopa 2016 con Francia en su país natal, donde se quedó a las puertas de lograr el título. Roberto Sanjuan, agente del galo, reconoció en Al Mediodía, programa de Direct TV de Argentina, que «le encantaría venir a Boca, lo seduce. Es muy motivador para él. Le gusta mucho el campeonato argentino».