Consciente de la dura competencia con la que contaría en el Atlético de Madrid a fin de contar con minutos de nivel con vistas a la temporada que viene, el guardameta Yassine Bounou hará las maletas después de haber actuado como cedido durante las dos últimas temporadas en el Real Zaragoza.

Así, varios son los conjuntos que han llamado a su puerta, como han sido Rayo Vallecano o Reus. Sin embargo, según apunta Mundo Deportivo, su destino se encontrará finalmente en el Girona, donde se convertirá en relevo de un Isaac Becerra que hace semanas confirmó su adiós para jugar en el Valladolid.