El mercado invernal dejó un sabor amargo a Asier Garitano, donde el Leganés se sumergió en la incorporación de un futbolista que no acabó concretándose antes los distintos inconvenientes que surgieron en la misma, tal y como él recuerda en una entrevista concedida a EFE: «No se pudo. El Valencia al final no le dejó salir y se quedó allí. Pero a mi me hubiese gustado porque creo que nos hubiera dado equilibro y competencia en posiciones que nos hacía falta bastante».

En concreto, el técnico vasco habla de Nemanja Maksimovic, al que el conjunto valencianista prefirió quedarse como opción diferente para la medular, aunque este se ha visto relegado a un segundo plano con escasa oportunidad. El próximo verano, de insistir los pepineros en su apuesta por el centrocampista serbio, podría encontrarse con toda la predisposición de los blanquinegros a que esto suceda.