Aridane Hernández se había convertido en el primer fichaje del modesto Olot, de la Segunda B. Sin embargo, el central no vestirá la camiseta del conjunto catalán, puesto que ha firmado por el Granada. En este punto es donde su historia da un nuevo giro.

El contrato que Aridane había firmado con el Olot estipulaba que quedaría libre en el momento que un conjunto de categoría superior llamara a sus puertas. El Granada lo es, puesto que es de Primera División. Pero según cuenta El Desmarque, el conjunto nazarí únicamente lo ha fichado para hacer un favor al Cádiz.

Y es que el club gaditano será su destino y lo será a través de una cesión por parte del equipo que entrena José Ramón Sandoval. Tras no conseguir ascender a Segunda, el Cádiz milita en la misma categoría que el Olot, por lo que no hubiera podido hacerse tan fácilmente con Aridane sin la inestimable ayuda del Granada.