Después de un agitado mercado de fichajes, el Paris Saint Germain todavía no ha podido contar con todos los miembros de su tridente de ataque a la vez. Así, distintos problemas han impedido que los aficionados del cuadro galo puedan ver sobre el césped a Edinson Cavani, Neymar y Kylian Mbappé compartiendo terreno de juego.

Significativo es el caso del francés, que no pudo jugar de inicio ante el Galatasaray y salió cojeando del terreno de juego turco pese a que apenas jugó unos minutos. Según destaca el diario As tomando como referencia lo publicado en Francia, en el seno del PSG existe cierto temor con su joven estrella y se quiere ser muy prudente. Son conscientes de que forzarle en los próximos choques podría conducir a una lesión.