El polémico Joey Barton no se incorporará finalmente al West Ham United. Estaba previsto que a lo largo del día de ayer el centrocampista de 32 años pasara reconocimiento médico con el conjunto inglés pero, debido a las protestas de los aficionados por su fichaje, el club ha reculado y le ha comunicado que no será contratado. El futbolista ha querido dar la cara y, a través de un vídeo que ha publicado en Twitter, ha querido dar las gracias a quienes sí le han apoyado.

«Sólo me gustaría dar las gracias a los aficionados del West Ham que me enviaron muchos mensajes amables en las redes sociales. Obviamente, con un personaje como yo, siempre hay uno o dos que no son tan amables», comenta al futbolista. Barton, que también comenta que «el West Ham hubiera sido sin duda una buena opción para mí», tiene la carta de libertad después de que expirada en junio su compromiso con el Queens Park Rangers.