«Messi me ha ayudado mucho en mi crecimiento personal. Tuvimos afinidad desde el principio. De la convivencia pasas a la amistad y los momentos que pasas con él también se trasladan dentro del césped (...) Leo me ha demostrado su compañerismo mil veces. Él me ayudó cuando yo luchaba la Bota de Oro y yo a él también. El otro día, en el campo del Eibar, me regaló un gol».

Así de claro se ha mostrado Luis Suárez durante una entrevista concedida a Barça TV en la que, además de poner en valor su buena sintonía con Leo Messi, el uruguayo también ha dedicado elogios a uno de sus técnicos en el FC Barcelona, el asturiano Luis Enrique. «Ha sido uno de los entrenadores más importantes de mi carrera por cómo me ha marcado con su personalidad y su manera de ser. Es un técnico muy sincero. Él me dio la confianza de venir al Barça después de un momento complicado que pasé en el Mundial 2014», aseveró.

Asimismo, el punta reconoció que, pese jugar en uno de los mejores equipos del mundo, también ha tenido que vivir momentos complicados. «El jugador de fútbol vive una presión constante. Pero para eso estamos: para estar preparados para rendir al máximo cada dos, tres o cuatro días (...) Uno cuando llega al Barça espera ganar títulos, pero también hay momentos complicados que te ayudan a crecer, a mejorar», relató.