Athletic de Bilbao 0 – 0 Eibar

El Athletic de Bilbao iba a acoger la visita en San Mamés del Eibar de José Luis Mendilibar, un encuentro especial al tratarse de uno de los derbis vascos de LaLiga Santander. De hecho, Gaizka Garitano, técnico de los leones, iba a experimentar una sensación realmente especial porque se vería las caras con el que fue su club hace varias campañas. La primera mitad transcurrió sin demasiadas incidencias reseñables, aunque Pedro León quiso poner a prueba a Unai Simón, uno de los mejores cancerberos del torneo de la regularidad, antes de alcanzar el minuto 20 de la contienda. Preciso instante en el que, desafortunadamente, Pedro Bigas tuvo que ser reemplazado por lesión por Esteban Burgos.

Aun así, la acción más manifiesta de gol de la primera mitad sucedió justo antes del descanso, momento en el que, tras un rechace de Marko Dmitrović, Iñigo Córdoba enviaría el cuero directamente al fondo de las mallas de la meta del Eibar. Una diana que sería invalidada por posición antirreglamentaria, perfectamente avistada por el colegiado y sus asistentes. Ibai Gómez, que entró al campo en el segundo acto, tuvo un mano a mano bastante claro con el que fuera arquero del Alcorcón, previa acción individual de Iñaki Williams, pero Dmitrović estuvo imperial. Probaría fortuna Takashi Inui con un envío desde el costado, aunque Yeray Álvarez apareció providencial para alejar el peligro de su área. El propio Ibai sería capaz de desatar la euforia de los suyos al romper el muro del serbio, si bien es cierto que el trencilla invalidaría el tanto del Athletic Club por fuera de juego de Ander Capa. Y no habría tiempo para mucho más, así que el resultado gafas campearía en el electrónico de San Mamés.