Después de varias semanas disparándose las especulaciones a este respecto debido a las nulas oportunidades de las que había disfrutado bajo los palos del Real Valladolid, el portero ucraniano Andriy Lunin abandona la disciplina de la escuadra Pucela. De este modo, pese a que los planes tanto de los vallisoletanos como del Real Madrid eran los de que su cesión fuera por todo el curso, finalmente se ha optado por esta decisión para que tenga minutos en la segunda mitad de curso.

Y su nuevo destino se encontrará en Segunda División. Y más concretamente, en el Oviedo, escuadra que se presenta como una oportunidad para que el arquero pueda disfrutar su valía en la segunda mitad de temporada.