La falta de oportunidades de las que venía disfrutando en las filas del Real Betis durante esta temporada (únicamente sumaba 118 minutos sumando Liga y Copa del Rey) ha terminado por significar la salida del joven delantero de 23 años Chuli.

Así, el destino del ariete se encontrará en las filas de un Leganés que acaba de confirmar oficialmente el desembarco del futbolista en calidad de cedido de cara a la segunda mitad de temporada.