Oliver Baumann podría haber dicho adiós a sus opciones de disputar la próxima Copa del Mundo con la selección alemana. El guardameta protagonizó una actuación para olvidar frente al seleccionador germano Joachim Low.

Autor de tres cantadas monumentales que significaron la derrota del Friburgo, a buen seguro que el guardameta no durmió muy tranquilo.