André-Pierre Gignac, pese a que ha comenzado en el banquillo los últimos encuentros del Olympique de Marsella, está firmando sin duda su mejor campaña en la escuadra del Stade Vélodrome. Hasta ahora suma 18 goles en 29 encuentros en el presente ejercicio, justo cuando termina contrato.

Se ha negado a renovar porque su actual escuadra le exige una reducción de su salario, y en cambio cuenta con ofertas más atractivas económicamente. Aunque según La Provence ya se habría decantado por una: la del Dinamo de Moscú. El equipo ruso, donde coincidirá con Mathieu Valbuena, le ofrece un salario de 300.000 € mensuales (unos 3,6 M€ por temporada). No hay nada oficial pero todo apunta a que se marchará a Rusia.