Thierry Correia fue el último fichaje estival del Valencia, que lo buscaba para fortalecer la parcela defensiva en una zona concreta como era el lateral diestro. El portugués de 20 años apenas ha disputado 2 encuentros, pues fue una clara apuesta de futuro facilitada por Jorge Mendes.

Un fichaje cerrado alrededor de 12 M€, que para el cuadro che supuso un desembolso de 2 M€ en comisiones al citado agente, que es muy cercano al propietario Peter Lim. La noticia se ha conocido debido al informe que el Sporting de Portugal, su anterior club, ha presentado a la Comisión del Mercado de Valores Inmobiliarios.