La primera jornada de la fase de grupos terminó en la tarde de ayer con la derrota de Polonia frente a Senegal (1-2). De este modo, llega el momento de hacer una evaluación inicial de los jugadores que más han brillado en los debuts de las distintas selecciones en el Mundial.

- Halldorsson (Islandia): No todos los porteros pueden presumir de poder pararle un penalti a Lionel Messi en el Mundial. El portero de 34 que actualmente defiende los colores del Randers danés dio un tremendo disgusto a la estrella argentina al evitar su tanto desde el punto fatídico. Autor de 6 paradas y designado hombre del partido, el punto logrado por los suyos tiene su nombre.

- Kolarov (Serbia): A sus 32 años, el capitán de Serbia sigue siendo indispensable para su selección. Su agresividad y seguridad técnica le convierten en un elemento esencial. A esto hay que unir su certeza a balón parado. Y si no que se lo digan a Keylor Navas, incapaz de detener su disparo de falta y que se tradujo en tres puntos para los balcánicos.

- Godín (Uruguay): El segundo partido del Mundial disputado entre Egipto y Uruguay caminaba por unos derroteros complicados mientras los uruguayos luchaban por imponer su ritmo de juego. Fue entonces cuando Diego Godín decidió despertar a todo el equipo con sus incorporaciones al ataque y exhibiendo su garra. Fue su compañero en el Atlético de Madrid Giménez el que marcó el gol de la victoria, pero Godín comenzó la revuelta.

- Granqvist (Suecia): Junto a Godín formaría una defensa un tanto lenta… pero tremendamente fuerte. El sueco fue el pilar sobre el que se cimentó la victoria de Suecia ante Corea del Sur, pues además de varias intervenciones decisivas en defensa también contribuyó ofensivamente e incluso anotó el tanto desde el punto de penalti.

- Salcedo (México): El lateral diestro mexicano no paró ni un segundo durante el espectacular partido ante Alemania. Secó a Draxler y bloqueó completamente su banda mostrándose incansable en todos y cada uno de los minutos que estuvo sobre el césped.

- Golovin (Rusia): Sí, no comenzó en su posición. Sin embargo, la reorganización rusa le llevó a centrarse en una zona que conoce mejor. Asistente por partida doble y autor del último gol con un brillante lanzamiento de falta, fue el mejor de Rusia ante Arabia Saudí junto a Cheryshev.

- Guardado (México): Si México pudo derrotar al vigente campeón del Mundo es gracias, en gran medida, el gran partido protagonizado por Andrés Guardado. Incansable en el esfuerzo y dejando sensación de ubicuidad, el que fuera designado como hombre del partido dejó un choque para enmarcar.

- Cheryshev (Rusia): Es precisamente al futbolista del Villarreal al que debemos nuestras primeras emociones en el Mundial gracias a dos goles de una factura espectacular. El primero, levantando el balón para evitar la entrada saudí y rematando con calidad. El segundo, una maravilla desde fuera del área que hizo rugir al público local. Suplente en el primer choque, no cabe duda que el atacante se ha ganado su sitio en el once.

- Cristiano Ronaldo (Portugal): ¿Qué decir que no se haya dicho ya de su actuación frente a España? Mejor partido del Mundial hasta la fecha, este 3-3 de locura fue una ocasión pintiparada para que el jugador del Real Madrid mostrara su talento y mentalidad ganadora. Con un hattrick, el luso demostró que va a por todas en este campeonato. Sensacional, por cierto, su último gol de falta cuando el choque agonizaba.

- Diego Costa (España): Y si Cristiano Ronaldo tuvo que poner toda la carne en el asador para que Portugal lograra un punto, buena parte de culpa la tuvo Diego Costa. En su partido más completo desde que es jugador de la selección española, el de Lagarto puso en órbita al combinado de Fernando Hierro con un doblete.

- Harry Kane (Inglaterra): Ya era una estrella en Inglaterra. Ahora, es el héroe de la nación después de su doblete salvador contra Túnez. Mientras algunos de sus compañeros fallaron ocasiones claras, el del Tottenham aprovechó las más mínimas ocasiones para marcar. Su gol en el tiempo añadido hizo feliz a todo un país y evito el primer pinchazo de los ingleses.