«El Heerenveen todavía no ha ganado con Odegaard en el once inicial y fue eliminado de la Copa. Con Odegaard, el equipo tiene a un jugador al que, como a Larsson y Zeneli, le gusta tener el balón y hacer una jugada. Streppen tiene un bendito problema. Quiere atacar y continuará haciéndolo, pero también debe cuidar del equilibrio del equipo».

Este texto forma parte de una columna del periodista Leo Driessen para RTL Niews, medio holandés que analizaba hace unos días los primeros encuentros de Martin Odegaard en el Heerenveen. Efectivamente esta escuadra ha cosechado 2 derrotas y 1 empate cuando el noruego ha salido desde el inicio.

Recordemos que dejó en enero el Real Madrid para irse cedido a Holanda, a un campeonato a priori favorable para su fútbol de calidad y talento. Pero las cosas no le salen por ahora bien al joven de 18 años, que este domingo tendrá una nueva oportunidad de comenzar a justificar la apuesta invernal de su equipo por su cesión.

En el conjunto merengue van a seguir mirando de reojo las actuaciones de esta perla sobre la que hay muchas expectativas puestas, quizás demasiadas todavía, y que no ha terminado de explotar. Es pronto para sacar conclusiones pero desde luego las primeras críticas ya le han llegado y auguran un camino lleno de obstáculos para él.