El futuro de Arturo Vidal pasa por seguir vinculado al FC Barcelona. Ésa es, al menos, la sensación que se desprende de una información que hoy encontramos en el diario Mundo Deportivo. En ella se asegura que la directiva culé no se plantea la venta del chileno y que solo una «oferta monstruosa» le hará cambiar de opinión.

Ya que no parece que ninguno de los supuestos pretendientes del futbolista vaya a plantearse el pago de las cantidades exigidas por el cuadro catalán, resulta lógico pensar que el centrocampista permanecerá en la Ciudad Condal hasta, como mínimo, el término de la actual temporada.

Aunque en fechas pasadas, Vidal ha mostrado su preocupación por el papel secundario que le viene brindando Ernesto Valverde (apenas tres partidos como titular en Liga), los dirigentes consideran que el jugador está cumpliendo a la perfección con el rol para el que fue fichado: el de futbolista de rotación capaz de aportar una serie de virtudes que no poseen el resto de medios (garra y llegada desde segunda línea).

En estas últimas días, el director deportivo blaugrana, Eric Abidal, se ha reunido con varios agentes italianos, pero en ninguno de esos encuentros se ha puesto sobre la mesa el nombre del sudamericano. Es más, el dirigente ha rechazado la posibilidad de reunirse con una de las cabezas visibles del Inter de Milán, Piero Ausilio, ya que considera que no hay nada que negociar en torno al futuro del jugador. «Rakitic se queda y Vidal también salvo que llegase una oferta monstruosa que no se espera», concluye.