Rodrygo, Éder Militao, Luka Jovic, Eden Hazard, Ferland Mendy... El Real Madrid ha aprovechado estos compases iniciales del mercado de verano para dar un sensacional impulso a su plantilla. Los blancos han cerrado una de las temporadas más tristes de su historia reciente y parecen dispuestos a recuperar la competitividad perdida a golpe de talonario.

Aunque el club está obligado a agilizar la operación salida para evitar desfases en sus cuentas, la directiva no descarta cerrar nuevas incorporaciones. La más anhelada es, sin duda, la de Paul Pogba, centrocampista galo al que Zinedine Zidane quiere convertir en nuevo líder de su medular.

Para poder completar su fichaje, los merengues no solo deberán derribar la resistencia de un Manchester United que ha supeditado su adiós al pago de una cantidad sumamente elevada (se habla de más de 160 M€), también tendrán que lograr que el jugador rebaje unas pretensiones salariales que, ahora mismo, resultan inasumibles para la entidad.

De hecho, en las últimas horas, un dirigente blanco, del que eso sí se desconoce la identidad, ha aprovechado la llamada de L’Equipe para enviarle un mensaje claro y directo al internacional francés. «Si llega un Neymar o un Mbappé, podemos darles fácilmente 20 M€ anuales porque son grandes estrellas mundiales. Pero un jugador como Pogba, que no es tan bueno, no puede aterrizar así y convertirse de inmediato en el hombre mejor pagado. Tiene que pensar y hacer pensar a quienes lo asesoran», espetó. ¿Captarán la idea Pogba y su agente Mino Raiola?