Kylian Mbappé es, sin duda, el gran sueño del Real Madrid. Desde que comenzó a despuntar con el AS Mónaco, los blancos han perseguido su fichaje, pero ninguno de sus ofensivas ha logrado dar los frutos esperados. De cara al verano que viene, la situación podría experimentar un giro y dar pie a un escenario que al fin favorezca a sus intereses.

Tal y como cuenta hoy en su portada el diario Marca, el futbolista comienza a sentir que ha llegado la hora de plantearse retos más ambiciosos. Por eso, para propiciar su salida del París Saint-Germain antes del fin de su actual contrato, el delantero ha comenzado a tomar distancia tanto con la directiva como con el actual técnico del primer equipo, el alemán Thomas Tuchel.

Para dar más empaque a su noticia, el rotativo asegura que el hecho de que el jugador haya mostrado su enfado con el preparador germano por retirarle antes de tiempo ante Nantes y Montpellier o su no a la oferta de ampliación que le ha hecho llegar el club (se habla 25 M€ netos hasta 2025) son gestos que desvelan la intención del delantero de estirar la cuerda tanto como sea posible.

Lógicamente, si Mbappé decide buscar una ruptura con el PSG, el Real Madrid se topará con una coyuntura idónea para reclutarle. Eso sí, pase lo que pase, parece claro que los parisinos no le dejaran marchar con facilidad y exigirán una elevada suma para dar su brazo a torcer. De hecho, la entidad no está dispuesta a aceptar ninguna de esas supuestas ofertas en la que se habla de la inclusión de varios jugadores como monedas de cambio...