Atlético de Madrid 2 – 0 Osasuna

El Wanda Metropolitano acogía la visita de un Osasuna que llegaba tras empatar con el Sevilla en El Sadar, una batalla en la que estuvo en inferioridad numérica durante más de media hora. Por su parte, el Atlético de Madrid había firmado tablas en el luminoso con el Villarreal en el Estadio de la Cerámica, al tiempo que consiguió el objetivo de avanzar a los octavos de final de la Liga de Campeones. Todo ello una vez que noqueó en la capital de nuestro país al Lokomotiv de Moscú, así que aguardará a su rival en el sorteo del próximo lunes 16 de diciembre.

Diego Pablo Simeone, ante la baja de Renan Lodi, se decantó por el canterano Manu Sánchez en el lateral zurdo. Osasuna, después del homenaje que todo el estadio le brindó a una leyenda de ambos clubes como Juanfran Torres, trataría de incomodar a Jan Oblak con un golpeo de Rubén García que supo resolver el cancerbero esloveno. Poco después, un envío de Pervis Estupiñán estuvo a punto de ser aprovechado por Darko Brašanac, aunque su disparo fue repelido por la madera.

Tras la actuación de Juan Pérez en Pamplona contra el Sevilla, que se consagró bajo palos, Sergio Herrera volvía a custodiar los palos de los rojillos en LaLiga Santander. Y demostraría, especialmente en el primer acto, el sensacional nivel que atesora como cancerbero del cuadro visitante. Álvaro Morata, João Félix, Koke Resurección, Thomas Lemar y Saúl Ñíguez trataron de superar al de Miranda de Ebro, quien estuvo imperial para mantener el cerrojo en su meta a lo largo de los 45 minutos iniciales.

La más clara la tendría en su haber João Félix, a lo que respondería Herrera con un ligero toque con sus guantes para que el esférico se estrellase directamente en el travesaño. Después de ser derribado Brašanac por Felipe Monteiro en el interior del área colchonera, el VAR consideró que no hubo nada punible como para señalar la pena máxima. Asimismo, Thomas Partey dispondría de la oportunidad definitiva de la primera mitad, propiciando la enésima intervención de mérito del arquero rojillo.

Tras la reanudación, David García, previo centro de Rubén, y Fran Mérida hicieron todo lo posible para batir a Oblak, si bien es cierto que les faltaría algo de fortuna y puntería. Simeone apostó por dar entrada al campo a Ángel Correa, en detrimento de un Lemar que dejó sensaciones positivas, al igual que en el triunfo entre semana en el duelo de Champions con el Lokomotiv. Un pase magistral de João Félix no pudo ser aprovechado por Morata, ya que el ’9’ del Atleti se confundió en su definición ante la presión de Sergio Herrera.

Fin a la sequía en Liga

De todos modos, Morata conseguiría resarcirse con un certero testarazo al beneficiarse de un exquisito centro de Kieran Trippier, que botó una falta desde el flanco diestro del ataque rojiblanco. Por tanto, Álvaro superó a Herrera y firmó el 1 – 0 con un cabezazo ajustado al palo. Con esta diana, se sitúa con 8 en todo lo que va de curso, puesto que acumula 6 en LaLiga y otros 2 tantos en Liga de Campeones. Una renta que ampliaría Saúl en el tramo decisivo del envite, subiendo el 2 – 0 al luminoso y situando, al menos provisionalmente, al Atleti en puestos de Champions (29 puntos). Por su parte, Osasuna permanece con 23 en su casillero.