Fue fichado por el Real Madrid con apenas 16 años pero ya con el estatus de una estrella mundial, pues las mejores escuadras de Europa se lo rifaban y el jugador no dudó en aprovechar el tirón mediático que despertó para escoger entre las mejores propuestas y tras probar en diferentes clubes.

Martin Odegaard sigue ahora a sus 18 años en Holanda, en las filas de un Heerenveen al que se marchó cedido en enero por una temporada y media. Así que tras haber disputado 16 encuentros (1 gol) la temporada pasada, en este inicio de curso estamos viendo al fin su mejor versión.

El nórdico ha participado en 5 compromisos y está siendo clave en la buena marcha de su equipo, con grandes asistencias y jugadas en las que va dejando su sello. Por eso desde el conjunto merengue ya se plantean si el verano que viene será el momento de llamarlo de vuelta.

Como afirma OK Diario, este centrocampista está constantemente vigilado por los responsables técnicos del combinado de Chamartín, que no pierden detalle de sus evoluciones. Así que tras no haber brillado como se esperaba en el Castilla, ahora este paso por Holanda le está sentando de maravilla, y va demostrando poco a poco que tiene calidad para ser una estrella mundial dentro de no mucho tiempo.