Emmanuel Adebayor nunca está donde se le espera. Libre después de abandonar el Crystal Palace al acabar la temporada pasada, el delantero de 33 años esperaba encontrar nuevo destino. Estuvo cerca de recalar en el Olympique de Lyon como reemplazo de lujo para Alexandre Lacazette, lesionado por el mes de septiembre. Pero se frustró esa posibilidad.

Después el ex del Real Madrid fue relacionado con destinos tan dispares como el Al Wasl, Montpellier en Francia, o el Sion Suizo. Mientras tanto, se entrenaba por su cuenta para otra de sus metas, que era disputar la Copa de África con Togo, combinado nacional para el que también jugó durante el otoño en las fechas FIFA habituales.

Así llegamos al 31 de enero, último día del mercado de invierno en la mayoría de los campeonatos, cuando firmó por el Istanbul de la Süper Lig turca. Debutó el 4 de febrero pero una pequeña lesión le obligaba a parar un mes, y desde entonces ha sumado nada menos que 6 goles en 7 partidos, recordando a ese delantero que era uno de los mejores de la Premier League antaño.

Parece que Turquía le está sentando bien a este delantero que en los últimos años había tenido un rendimiento bastante irregular, hasta pasar a ser un futbolista casi intrascendente en Inglaterra, donde hace no mucho vivió sus mejores tiempos. Por ahora estamos asistiendo a su resurgir.