No es fácil para grandes clubes encontrar un buen lateral izquierdo y por eso cuando un jugador de esta demarcación destaca, automáticamente le salen muchos pretendientes. Un buen ejemplo lo tenemos en Guilherme Siqueira, defensa de 25 años que pertenece al Granada.

El brasileño ha participado en 29 encuentros durante la presente campaña (6 goles) y además de destacar por su solvencia defensiva también lo ha hecho en el apartado goleador gracias a sus lanzamientos desde el punto de penalti, como demostró hace algunos días en el Camp Nou.

Curiosamente fue el FC Barcelona el primer equipo que se interesó por él (ver artículo) y después se unieron Valencia y Atlético de Madrid (ver artículo). Ahora hemos conocido gracias a una información de El Ideal de Granada que el Manchester United también lo tiene en su agenda.

De hecho los diablos rojos enviaron a Martin Ferguson, hermano del entrenador del primer equipo, a seguir las evoluciones del carrilero en el encuentro del pasado lunes frente al Sevilla. Parece que el scouter escocés ha aprovechado su visita a España para anotar diversos nombres de futuribles para el combinado de Old Trafford.