Liga de Campeones | El Bayern Múnich desnuda al FC Barcelona

Como era de esperar, el cuadro bávaro ha sacado al descubierto las carencias conocidas de los catalanes, que tocan fondo al comienzo de la temporada. El equipo de Julian Nagelsmann borró del mapa a los azulgranas.

Thomas Müller y Robert Lewandowski celebran un gol
Thomas Müller y Robert Lewandowski celebran un gol ©Maxppp

Con el recuerdo del 2-8 de Lisboa presente, y por primera vez tras el agitado final del mercado estival vivido, el FC Barcelona recibía al Bayern Múnich en su estreno en Liga de Campeones. Y es que los temores en la ciudad condal estaban más que justificados no solamente por ese recuerdo de hace un año sino porque el equipo de Ronald Koeman claramente ha perdido calidad. A esto había que sumar las lesiones que lo asolan, de forma que arrancaban los culés con un 3-5-2 que prácticamente era la única alineación posible.

Sigue después de este anuncio

Luuk De Jong debutaba como titular y desde el principio se vio que los alemanes dominarían la pelota. Lo fiaban los catalanes casi todo a la velocidad e inspiración de Memphis Depay, incluso a las internadas sorpresivas de Frenkie De Jong o un Sergi Roberto que trataba de subir por su banda derecha. Aunque temeroso ante un Alphonso Davies que como en Lisboa volvía a amargar a los hoy locales. Pero al cuadro culé le falta brújula, velocidad en muchas acciones y colmillo. Tampoco Pedri lo mostraba, perdido en un centro del campo dominado por los de Julian Nagelsmann, que poco a pco fueron acumulando ocasiones (Piqué evitaba un gol claro de Musiala) hasta el único tanto del primer acto.

Una diana de Thomas Müller en el 34', con algo de fortuna al tocar su disparo lejano en Eric García. Pero merecido para los germanos, superiores en casi todos los aspectos del juego hoy. El atacante alemán suma 7 dianas en 6 partidos ante los culés, su bestia negra en Liga de Campeones (nadie les ha marcado más). Un tanto que dejó tocados a los locales, con apenas capacidad de reacción. Aunque por otro lado nada diferente a lo visto en toda la primera parte, donde el FC Barcelona no encontró ni el balón, ni mucha seguridad en la salida o en defensa, y tampoco acciones de verdadero peligro. Y en el banquillo apenas sin revulsivos esperanzadores.

Lewandowski aumenta los daños

Tras el descanso, pronto se vio que la esperada reacción del FC Barcelona quedaría en nada. Ni el entrenador local cambiaba piezas ni se vieron cambios en el equipo azulgrana hasta que era demasiado tarde, que fue tras el gol de Robert Lewandowski en el 56'. De nuevo en mitad del claro dominio de los campeones de 2020, aprovechando el polaco un rechace a puerta vacía tras disparo de Musiala. Los alemanes tuvieron muchas más oportunidades, frustradas por Marc-André Ter Stegen (un par de paradas de mérito) o Ronald Araujo, el mejor del cuadro culé.

Empezó entonces el carrusel de cambios del FC Barcelona que dio entradaa los jóvenes. Gavi, Baldé, Demir y también el retorno de Philippe Coutinho. El Bayern Múnich se tomó en ese tiempo un respiro y los azulgranas dieron la sensación de poder inquietar algo a Manuel Neuer. Pero un espejismo, porque el combinado alemán decidió subir una marcha más ante un equipo sin apenas orgullo. En el que solamente algunos canteranos dieron la talla. Un equipo que toca fondo y que veremos si sale rápido de este trance.

El Bayern Múnich cumplió con los pronósticos, jugando con un débil FC Barcelona que se lleva el primer revés esperado de este proyecto tan delicado. El público volvía al Camp Nou en Liga de Campeones casi dos años después y las cosas han cambiado para peor. Y todo en medio de un pulso entre presidente y entrenador que no ayuda para nada a la entidad. Se ven pocas soluciones y muchas nubes en el horizonte, para un equipo que está lejos de tener un nivel competitivo mínimamente aceptable.

Más información

Comentarios