Nadie duda de que Arsène Wenger es uno de los mayores expertos en descubrir jóvenes promesas dentro del panorama europeo. Ahora, el técnico francés ha vuelto a conseguir convencer a una de estas perlas y el Arsenal se ha hecho con los servicios del Vlad Dragomir, según recoge Metro.

Este diario, que cita a la prensa rumana, indica que los gunners han pagado al que hasta entonces era su club, el ACS Poli Timisoara, 120.000 €. El Arsenal seguía sus pasos desde hace año y medio y finalmente ha conseguido su objetivo. El chico, que es capitán de la selección rumana sub-16, ha firmado un contrato de tres años de duración.