A mediados del presente mes de enero, el ariete luso Mario Rondón (27 años) llegó a indicar que su desembarco en el Real Betis era cuestión de horas. Sin embargo, tras la destitución de Juan Carlos Garrido, el punta ha observado como sus opciones de recalar en Heliópolis se desvanecían.

Por fortuna para él, otro conjunto de la Primera División española, el Celta de Vigo, está dispuesto a reclutarle. De hecho, según relata el diario Marca, la directiva celeste ya está en conversaciones con el Nacional para que el atacante recale en Balaídos cedido con una opción de compra.