En las últimas horas Sandro Ramírez ha reiterado en dos entrevistas su deseo de continuar en el Sevilla la temporada que viene, cuando acaba su cesión en el Everton. El delantero de 22 años está cedido desde el mes de enero y ha participado en 4 encuentros hasta la fecha.

Por esto, el entrenador de los toffees, Sam Allardyce, ha salido al paso de las especulaciones en palabras que recoge el Daily Mirror: «La segunda temporada de un futbolista en su equipo es la que realmente cuenta, por la adaptación. Los jugadores llegan frescos y tienen una nueva oportunidad para impresionar al técnico».