Ramón Calderón, quien fuera presidente del Real Madrid, ha reconocido que el futuro de Gareth Bale en el Real Madrid todavía es una incertidumbre: «Nadie sabe cómo va a terminar el culebrón porque el entrenador y el presidente tienen opiniones diferentes. Bale es su mejor fichaje, y no quiere aceptar que se equivocó cuando pensó que Gareth podría ser el líder de este equipo cuando Cristiano se fue».

Igualmente, ha destacado que no ha podido rendir a su nivel por sus dolencias físicas: «Creo que se es un poco injusto con él. Ha estado teniendo muchos problemas con las lesiones y no podía jugar con regularidad». Aun así, Calderón, de 68 años, cree que Bale no ha hecho demasiado para integrarse: «Tampoco ha aprendido una palabra en español. Eso no le ha dado la oportunidad de dar ninguna entrevista y de ponerse en contacto con los aficionados».