Udinese 1 – 1 Nápoles

El Nápoles quería resarcirse de lo sucedido en San Paolo durante la pasada jornada de la Serie A, donde el conjunto dirigido por Carlo Ancelotti dio su brazo a torcer frente al Bolonia. Fernando Llorente cuajó un gran encuentro, firmando un doblete, si bien es cierto que su segundo tanto, que hubiera significado el empate en el compromiso, sería invalidado por el VAR por posición antirreglamentaria. El cuadro partenopeo se vería las caras con las del Udinese, escuadra en la que Rodrigo De Paul, viejo conocido para la afición del Valencia, se encuentra en el radar del Inter de Milán.

Superada la media hora de juego, Kevin Lasagna, que está suscitando el interés de diferentes clubes del Viejo Continente, aventajaría a las tropas encabezadas por Luca Gotti para desesperación de Aurelio De Laurentiis y toda la familia del Nápoles (1 – 0). No obstante, Piotr Zielinski conseguiría nivelar la contienda al poco de rebasar el ecuador del segundo acto (1 – 1), si bien es cierto que los instantes decisivos de la batalla se antojarían complicados para los visitantes a raíz de la expulsión de Nikola Maksimović. De todos modos, los hombres de Ancelotti aguantarían como gato panza arriba para que se firmase el reparto de puntos en el feudo del Udinese.