Pese al incesante número de críticas que ha recibido, nadie puede negar que Gareth Bale es uno de los jugadores más importantes de la historia reciente del Real Madrid. Autor de tantos clave que se han terminado traduciendo en un más que notable número de títulos que incluye cuatro Ligas de Campeones, el extremo galés ha aparecido en momentos determinantes.

Llegado en verano de 2013 desde el Tottenham a cambio de 101 M€, Gareth Bale fue protagonista durante el pasado mercado estival debido al incesante número de informaciones que apuntaban a la posibilidad de un cambio de aires. Sin embargo, esto no sucedió y el de Cardiff sigue vestido de blanco. Y lo cierto es que su inicio de curso ha sido brillante.

Con su doblete ante el Villarreal Bale ya suma nada menos que 104 goles con la elástica merengue, con los que se sitúa a la altura de Luis Molowny y Ronaldo Nazario en la lista de máximos goleadores de la historia del Real Madrid. Sancionado de cara al partido ante el Levante del próximo sábado, el jugador tendrá la oportunidad de superar a ambos futbolistas ya en el partido de Liga de Campeones ante el Paris Saint Germain.

Con una media de 0.44 goles por partido, la media de Gareth Bale es inferior a la citado Ronaldo (0.59) o Luis Molowny (0.5). Sin embargo, esto no debe minimizar sus logros, pues su media está a la altura de otros referentes de la historia merengue como Raúl (0.44), segundo máximo goleador del Real Madrid que durante su carrera profesional vio puerta en 323 ocasiones.