El Leicester City está siendo una de las auténticas sensaciones en el arranque de la campaña de la Premier League. Los pupilos dirigidos por Brendan Rodgers ocupan la tercera posición en la tabla, justo por detrás de los 2 máximos candidatos para alzarse con la corona: Liverpool y Manchester City. De hecho, sus números, a estas alturas de la competición son mejores que cuando conquistaron el título en el curso 2015-2016.

No cabe duda que la hazaña de volver a reinar en Inglaterra se antoja una auténtica quimera, especialmente por tener delante a 2 auténticos colosos. Sin pasar por alto que, en principio, Arsenal, Chelsea, Tottenham Hotspur y Manchester United deberían pelear por adentrarse entre los 6 mejores de la campaña. De todos modos, el Leicester de Rodgers tiene licencia más que suficiente para soñar.

Tras la celebración de las 7 primeras citas en la Premier, la entidad del King Power Stadium puede presumir de haber sumado 14 de los 21 puntos en juego. 4 triunfos, 2 empates y una derrota es el balance, por ahora, de los ’Foxes’ en lo que va de campaña en Reino Unido. Su único batacazo ha sido en Old Trafford, donde los ’Diablos Rojos’ de Ole Gunnar Solskjaer se impusieron por la mínima merced a una diana de Marcus Rashford desde el punto fatídico.

La parroquia del Leicester City está encantada con el rendimiento exhibido por sus ídolos en el terreno de juego, una parcela del campo en la que, desde mi punto de vista, el futbolista más talentoso de la plantilla es James Maddison. El británico, de 22 años, está deleitando a los amantes del deporte rey con su desparpajo y calidad con el cuero en sus botas, por lo que está suscitando el interés de grandes clubes europeos. ¿Podrán los ’Foxes’ asaltar Anfield este fin de semana?