Luka Jovic no termina de ganarse la confianza de Zinedine Zidane. Ésa es, al menos, la sensación que se desprende de un rápido análisis de las estadísticas que presenta el futbolista en este arranque de temporada. Hasta la fecha, el delantero ha participado en 11 partidos oficiales, pero en solo tres de ellos ha partido en el once inicial. De hecho, de los 1.350 minutos de juego que los blancos suman desde el arranque de curso, el serbio solo ha disputado 291.

Entre las razones que podrían explicar su secundario rol despunta el hecho de que Zizou es un enamorado de Karim Benzema, futbolista al que solo deja fuera de los onces iniciales por causas de fuerza mayor. Este curso, además, el galo está aprovechando esa eterna confianza para brillar con fuerza y alcanzar unos números más que notables que justifican esa pasión: 9 goles y 5 asistencias en 14 encuentros.

Asimismo, en contra de Jovic también juega su condición de 9 más bien puro. Aunque en el Eintracht Frankfurt demostró que puede moverse con solvencia fuera del área, lo cierto es que su capacidad para leer el juego y asociarse no es tan eficiente como la de un Benzema que además de por su acierto de cara a puerta destaca por su habilidad para moverse por la mediapunta, generar espacios y dar fluidez a las acciones ofensivas. Por si fuera poco, cuando ha comparecido sobre el terreno, el balcánico tampoco ha dado muestras de su supuesto poderío rematador (solo una diana), por lo que ni siquiera ha podido reivindicar su espacio a base goles.

Aunque es cierto que la temporada aún no ha alcanzado ni siquiera su ecuador, Jovic vive ya una situación que podría calificarse como delicada. En verano, los de Chamartín invirtieron 60 M€ en su contratación y ésa es una cantidad que exige un rendimiento muy por encima del que hasta ahora hemos podido ver. Este fin de semana, los blancos viajan a tierras vascas para medirse al Eibar, en un campo, Ipurua, que por sus reducidas dimensiones se antoja un escenario propicio para el futbolista. Por desgracia, una pequeño lesión muscular le apartado de la convocatoria y le ha dejado sin posibilidades de acumular nuevos méritos...