Supercopa de España | El Athletic Club da la sorpresa y se mete en la final

El FC Barcelona esperaba rival para la final del domingo y lo ha encontrado este jueves, ya que el equipo vasco se ha ganado el pase al partido decisivo.

Los jugadores del Athletic Club celebran un gol
Los jugadores del Athletic Club celebran un gol ©Maxppp

Con la incógnita al final resuelta sobre la presencia o no de Sergio Ramos, que tuvo molestias en el calentamiento, el Real Madrid saltaba al césped de La Rosaleda buscando un Clásico el domingo ante el FC Barcelona. Enfrente, el siempre combativo Athletic Club de Bilbao al que Marcelino ha dado orden, criterio y ha mejorado en su carácter competitivo. Un equipo que sorprendió de inicio a los de Zinedine Zidane, que repetía once pero con cambios que vimos rápido.

Sigue después de este anuncio

El más significativo la presencia de Eden Hazard mucho más centrado, y Marco Asensio comenzó en la izquierda. Vimos al belga bastante más activo y participativo, pero solamente duró unos instantes. Porque el cuadro vasco, que salió a presionar muy arriba y como decíamos con las ideas claras, pronto encontraría el gol. Lucas Vázquez, que antes ya dejó un mal despeje que Iñaki Williams no aprovechó, cometía otro fallo que en este caso aprovechaba Dani García para meter un gran pase a Raúl García, quien definía perfectamente por bajo ante Thibaut Courtois en el 18'.

Jarro de agua fría par los merengues, que se veían por debajo del marcador mientras se cumplía perfectamente el guión de los leones. El cuadro blanco trató de sobreponerse, aumentando la intensidad de sus ataques pero con poca claridad en los mismos. El Athletic Club, a lo suyo, se aplicaba en defensa pero lanzaba ataques rápidos y peligrosos. En uno de ellos, de nuevo error del lateral gallego en el salto, comete penalti y el propio Raúl García lo transformaba en el 38'. Un tanto que ponía tierra de por medio para los rojiblancos antes del descanso.

Asensio se topa con el palo

Arrancaba el Real Madrid la segunda parte con cambio, Nacho entrando al campo por un Raphaël Varane que se retiraba tras haber sufrido un pisotón. Y, pese a ir en desventaja en el marcador, los vascos salieron con un planteamiento similar, que a punto estuvieron de hacer bueno con un remate de Iker Muniain que se marchó rozando el poste de Courtois. Los leones apretaban en sus salidas y se afanaban en defensa, mientras Zidane agitaba el banquillo con las entradas de Fede Valverde (Modric) y Vinicius Junior (Hazard).

En ese tramo, el cuadro blanco logró sacudirse en buena parte la asfixiante presión de los vascos, y con Marco Asensio tirando del carro, tuvo mala fortuna de cara a portería. Hasta dos veces se estrelló el balear con los palos de Unai Simmón (61' y 68'), que de haber acertado podrían haber cambiado el panorama. Pero en el 72' el que lograba anotar era Karim Benzema, diana anulada en primera instancia pero validada por el VAR tras la revisión posterior. Un gol que lograba meter a los blancos de nuevo en el partido, con un cuarto de hora por delante para tratar de consumar la remontada.

Al galo le anularon el posible empate en el 83' por fuera de juego también, si bien poco antes era Thibaut Courtois quien salvaba a los madridistas con una gran mano ante Asier Villalibre, que se plantó solo delante de su portería. Pero como era de esperar los minutos finales fueron un asedio blanco en busca del empate. En ese tramo Zidane quitaba del campo a Karim Benzema para dar entrada a Mariano Díaz. Pero no se consumó ese empate, de manera que el Real Madrid queda eliminado del torneo y el Athletic Club se medirá al FC Barcelona el domingo en la gran final. Los blancos reclamaron penalti en una de las últimas jugadas del choque pero el VAR no lo entendió así. Los merengues tendrán ahora seguramente días de reflexión con la Copa del Rey a la vuelta de la esquina.

Más información

Comentarios