Como suele ser habitual desde hace años, todos los futbolistas que destacan en la Ligue 1 pasan inevitablemente por la agenda del Arsenal. Y es que Arsene Wenger no pierde detalle de las oportunidades que le ofrece el mercado francés para mejorar su plantilla.

Al estar buscando un nuevo efectivo para mejorar la medular, su gran quebradero de cabeza desde las salidas de Cesc y Nasri, el preparador galo habría echado mano de su agenda en Francia. Y según el diario Metro uno de los nombres que tiene señalados con especial interés es el de Benjamin Corgnet.

Este mediocentro de 24 años se está destapando con una gran campaña en el Dijon, equipo con el que suma 8 tantos en 25 encuentros. Además de aportar equilibrio a la medular de este modesto club, el futbolista se ha revelado también como un gran goleador para su escuadra.

Por eso no resulta extraño que además de los gunners el Newcastle también haya preguntado por él en las últimas horas, según afirma el mismo rotativo. Por ese motivo, el conjunto londinense deberá actuar con rapidez si no quiere que las urracas se lo arrebaten.