En apenas unas semanas, los medios de las islas han pasado de indicar que Pep Guardiola estaba dispuesto a ampliar su contrato con el Manchester City a especular con la posibilidad de que el técnico de Santpedor abandone la entidad al término de la actual temporada.

Sin ir más lejos, en su edición de hoy, el Daily Mail desvela que el técnico no descarta activar una cláusula de su actual contrato que le permite cambiar de aires el verano que viene. Aunque para poder liberarse de su actual compromiso deben cumplirse una serie de condiciones que favorezcan al club, lo cierto es que sus dirigentes ven factible que el catalán opte por buscar nuevos horizontes.

Su preocupación es tan evidente que, para minimizar los efectos nocivos de su inesperada marcha, la entidad ya ha contactado con un entrenador al que consideran idóneo para recoger su testigo, el argentino Mauricio Pochettino. El ex del Tottenham contaría con el aval de Ferrán Soriano y Txiki Begiristain, directivos que mantienen una excelente opinión de este técnico desde su paso por el Espanyol.

En realidad, como ya se ha comentado en anteriores ocasiones, el futuro de Guardiola va a depender, y mucho, de los resultados que sea capaz de obtener este curso. A día de hoy, revalidar el título de Premier League parece ya una utopía, por lo que todo quedará a expensas de lo que ocurra en la Champions League. Es más, hay quien cree que si los skyblues alzan este título, el catalán encontrará una excusa perfecta para cambiar de aires con la cabeza alta.