Siempre atento a los jóvenes talentos que surgen en el mercado de fichajes, y con la clara intención de seguir asentando su futuro, el Manchester City no dudó en apostar en verano de 2015 por Enes Ünal. De este modo, la escuadra citizen no dudó en apostar el prometedor futbolista y desembolsó 2 M€ a fin de hacerse con los servicios del por aquel entonces jugador del Bursaspor.

Evidentemente, y dado que no iba a tener oportunidades en el City of Manchester, la escuadra inglesa cerró su salida, primero en dirección al Genk y más tarde con destino al NAC. Especialmente prolífica fue su segunda etapa, donde sumó un total de 8 goles en los 11 encuentros que disputó en la segunda categoría del fútbol holandés.

De este modo, el pasado verano varios equipos llamaron a la puerta de la escuadra entrenada por Pep Guardila para volver a contar con los servicios del atacante otomano de 19 años. Finalmente el Twente fue el que logró llevarse el gato al agua, y lo cierto es que la escuadra holandesa no se ha equivocado en su apuesta. Así, en los cinco partidos que ha disputado en Eredivisie ha visto puerta en 6 ocasiones, además de asistir en una ocasión. También ha visto puerta en el partido que ha visto en la Copa holandesa.

Corpulento, potente, certero con al cabeza y que maneja ambas piernas para ver puerta, el jugador nacido en Bursa apenas necesita 55 minutos para marcar y está dejando claro que el Manchester City tuvo un notable ojo cerrando su fichaje a tan bajo coste. No cabe duda que su nombre dará mucho que hablar en los próximos años.